Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Miér Ene 21, 2015 4:27 pm.

Últimos temas

» Legado Ninja Cierra Sus Puertas
Sáb Mayo 06, 2017 5:43 pm por Legado Ninja

» Requiem of Fiore {Cambio de botón - Élite}
Miér Sep 02, 2015 8:24 am por Invitado

» Solicitud de misiones
Miér Sep 02, 2015 8:09 am por Uchiha Shaka

» Investigando el Poblado (Rivai,Mei-yin.Raiden)
Sáb Ago 29, 2015 10:06 pm por Raiden

» En búsqueda de colaboradores
Jue Ago 27, 2015 8:29 am por Zeref

» La niebla sangrienta (Hikari, Aozaki, Mortem)
Jue Ago 27, 2015 8:03 am por Narrador

» ¡¡Un nuevo inicio!!, ¿Listo para lo que viene? (Priv. Kisara y Furanatsu Hikari)
Miér Ago 26, 2015 10:15 pm por Kisara

» Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)
Miér Ago 26, 2015 10:10 pm por Narrador

» Anuncios sobre Tramas (Guerra Civil)
Mar Ago 25, 2015 9:52 pm por Mei-Yin

ADMINISTRADORES
MODERADORES

    Un Gama Sennin {Entrenamiento Invocacion}

    Comparte
    avatar
    Ashura
    Chunin
    Chunin

    Un Gama Sennin {Entrenamiento Invocacion}

    Mensaje por Ashura el Miér Jul 15, 2015 5:54 pm

    Es curioso llegar a este tipo de situaciones cuando hace apenas unas horas mi dia transcurría con total normalidad. Pero el destino a veces hace jugadas sorprendentes que, valga la redundancia, nos sorprende. Si hago memoria, me desperté a las 6 de la mañana como siempre, en solo una hora salí de mi hogar listo para iniciar mi entrenamiento aprovechando mi día libre de misiones. A esas horas las calles de Kiri están apenas iniciando con su movimiento, los comerciantes abren sus locales, y los ninjas inician sus misiones, pero en mi caso, me dirijo a entrenar, a uno de los campos de entrenamiento que mas me entretienen en la aldea, que es básicamente un bosque de algunos kilómetros y con un lago pequeño en su centro. Las criaturas no son mayor problema pero es un lugar ideal para entrenar si uno sabe bien cómo hacerlo. Llegue al campo de entrenamiento y sin darme cuenta pasaron unas dos horas, hasta que en medio de mi practica siento una presencia observándome, lo cual me obliga a detenerme y mirar a mi alrededor con mucha atención. (A estas alturas ya sabe que lo atrape) Pienso mientras espero algún movimiento fuera de lo común a mí alrededor. Ahora era solo cuestión de tiempo para que alguno de los dos hiciera un paso en falso. Y no tarda en suceder que siento el ruido de una rama quebrandose a mi derecha y con gran rapidez saco un kunai y lo lanzo en esa dirección. Pero mis reflejos se ven comprometidos cuando rápidamente veo como el kunai es devuelto hacia por lo que, a simple vista parece una lengua de sapo de un tamaño demasiado fuera de lo común. De alguna manera me las arreglo para evitar el kunai con otro que saco. Ahora con dos kunais en mis manos miro hacia los arboles alerta para poder ver a aquella cosa sea lo que sea. De repente de entre los arboles, una figura del tamaño de una persona alta, aparece, y mi sorpresa no puede ser ocultada cuando veo que se trata de un sapo, de un color naranja con especie de armadura y un hombre anciano montado sobre su lomo. Miro tanto al animal como a su dueño y hablo seriamente. –Quien es usted. El hombre abre los ojos y me mira con desinteres para responderme. –Primero nos atacas y ahora haces preguntas con esa actitud, quien eres tu, impertinente. Escucho el regaño del hombre y mi enojo se acrecenta, pero el hombre esta en lo correcto y decido aceptarlo asi. –Soy Ashura Senju. Y usted me estaba espiando. Le digo mirándole a los ojos mientras el hombre lo hace también. –Bien vamos mejorando, pero te equivocas de nuevo impertinente, yo estaba con Gama disfrutando del lugar y llegaste tu a hacer tus piruetas. Dice mientras bosteza con fuerza mientras yo me aguanto las ganas de asesinarlo a el y a su condenado sapo. –Disculpe haberle molestado con mi entrenamiento, sabe que, olvidemos esto, hasta luego. Digo escapando como siempre de las discusiones inecesarias. De repente el hombre empieza a reir y me mira para luego mirara al sapo. –Tu que dices Gama, es algo impertinente, pero tiene futuro en Myoboku. Al escucharlo no entiendo ni una sola palabra de lo que este loco habla con su sapo, simplemente quiero irme, pero sus palabras de alguna forma captaron mi atención y me quedare un rato mas. –Bueno, parece que Gama piensa igual que yo, felicidades impertinente, tienes potencil, y la familia de los sapos te reconoce, firma aquí. De repente veo como el saco abre su boca y extiende su lengua dejando delante de mi un pergamino de gran tamaño que al abrirse muestra algunas firmas rojas con huellas dactilares incluidas. No logro distinguir ningún nombre por la antigüedad que parece tener cada firma, pero decido confiar en las palabras de este hombre. Muerdo mi pulgar y firmo de igual forma con mi nombre, y mis huellas dactilares para luego devolver el pergamino que termina nuevamente dentro del gran sapo. –Gracias, pero porque hace esto. Al preguntar el hombre rie nuevamente y me mira mientras el sapo comienza a moverse. –De nada, y lo mismo puedo preguntarte a ti, porque firmaste el pergamino. Pregunta acorralándome con mi propia pregunta. Pienso unos segundos y luego de encontrar una respuesta la miro. –Firme, porque no sentí malas intenciones de su parte. El hombre al escuchar mi respuesta rie y mientras el sapo volte me mira por ultima vez. –Lo ves? Te deje firmar porque no sentí malas intenciones de tu parte. Repite textualmente cada una de mis palabras, ciertamente un hombre raro. Finalmente veo como de un salto el sapo deja el lugar junto aquel raro viejo. Dejandome solo mientras miro mis manos aun manchadas con mi propia sangre. –Asi que.. Kuchiyose no Jutsu eh?



    ©️

    Hablo #bdb51c ~ (Pienso) #7dbd1c ~ Narro #424a23 ~ NPC #a3a08b

      Fecha y hora actual: Vie Sep 22, 2017 3:52 pm