Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 35 el Miér Ene 21, 2015 4:27 pm.

Últimos temas

» Legado Ninja Cierra Sus Puertas
Sáb Mayo 06, 2017 5:43 pm por Legado Ninja

» Requiem of Fiore {Cambio de botón - Élite}
Miér Sep 02, 2015 8:24 am por Invitado

» Solicitud de misiones
Miér Sep 02, 2015 8:09 am por Uchiha Shaka

» Investigando el Poblado (Rivai,Mei-yin.Raiden)
Sáb Ago 29, 2015 10:06 pm por Raiden

» En búsqueda de colaboradores
Jue Ago 27, 2015 8:29 am por Zeref

» La niebla sangrienta (Hikari, Aozaki, Mortem)
Jue Ago 27, 2015 8:03 am por Narrador

» ¡¡Un nuevo inicio!!, ¿Listo para lo que viene? (Priv. Kisara y Furanatsu Hikari)
Miér Ago 26, 2015 10:15 pm por Kisara

» Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)
Miér Ago 26, 2015 10:10 pm por Narrador

» Anuncios sobre Tramas (Guerra Civil)
Mar Ago 25, 2015 9:52 pm por Mei-Yin

ADMINISTRADORES
MODERADORES

    Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Comparte
    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Mar Ago 04, 2015 8:59 pm

    Una gran extensión de desierto era la primera defensa conocida en el país del viento, la capital era divisible ya algunos metros para los viajantes se podía ver soldados apostados en todos  los muros y puertas al parecer la actividad militar en el lugar era bastante grande, una gran cola se había armado en la entrada del muro ya que varios soldados se tomaban toda las molestias necesarias, estaban nerviosos armados con varias lanzas, llevaban chalecos estándar del ejercito local, los guardias sacaron a una mujer encapuchada fuera de  la fila observándola y ordenando le que se fuera del lugar, mientras esta salia corriendo hacia el  desierto bastante rápido corriendo con algo en sus  manos varios guardias se dispusieron a caminar observando a todos los que estaban esperando para entrar, se podía sentir en el aire un temor la gente estaba asustada los guardias nerviosos al parecer por algo, era mas que evidente la causa la guerra civil era algo peligroso y complicado muchas vidas habían sido cobradas y eran capaz de todo.
    Se escucharon gritos desde dentro del lugar, donde se informaba que dentro de pocos minutos las puertas serian cerradas de forma definitiva y que deberían presentarse al otro día a primera hora si querían poder ingresar a la capital del país. La seguridad era extrema en el  lugar, los que estaban en la parte mas alejada de la puerta desistieron saliendo de la misma para caminar en dirección a sus hogares otro armando carpas para pasar la noche sobre la arena del desierto ya que por el tiempo que les restaba no era suficiente para entrar.

    Uno de los guardias caminaba entre las personas cuando se  paro delante del peliazul elevando la ceja sorprendido al ver lo que era que estaba delante de el, uno de los shinobis de la aldea de sunagakure pudo rápidamente darse cuenta de eso por su bandana y sonrió levemente llamando a uno de sus colegas para mencionarle tranquilamente señalando le la puerta rápidamente.

    -Nos aviso el jefe de guardia que enviarían ninjas  de la aldea, pero vienes solo tu no crees que es muy poco, pero bueno ustedes son fuertes verdad acompáñame así no debes hacer la fila de seguro no llegaras a tiempo para llegar ven vamos!!

    Termino por decir bastante animado mientras caminaba hacia la puerta por el lado derecho de de las demás personas que estaban bastantes curiosas al ver como este era escoltado entre dos  soldados del señor feudal hasta la puerta, nada mas verlo llegar los demás guardias se prepararon  para abrir las puertas reteniendo lo durante algunos minutos para informar su llegada, no se demoro mas de unos cinco minutos donde no dejaron entrar mas nadie al lugar para que cuando las puertas se abrieran al otro lado, un hombre  con vestimentas blancas y seriamente le miro y elevo la ceja levemente  bastante sorprendido al ver que solo un hombre estaba parado delante de el y suspiro levemente.

    -Bienvenido a la capital del viento, Me llamo Shayko  soy el consejero del señor feudal vino solo? si es así no le gustara nada al señor.... si quiere saber algo preguntemos tratare de ser lo mas informativo posible señor?

    Termino por decir alzándose de hombros tranquilamente mientras comenzaba la caminata por el lugar,  en dirección a al gran edificio que había mas hacia el fondo todo hecho del mismo material de todos los edificios del país aparentemente arena solido, pasarían por el mercado de la ciudad donde la seguridad era bastante rígida, se podían ver guardias apostados cada dos tiendas y otros caminando, la gente se movía lentamente y con cierto temor, se hacían a un lado según estos dos hombres se movían ahora escoltados por dos guardias mas.
    avatar
    Uesagi Toshiro
    Jounin
    Jounin

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Uesagi Toshiro el Miér Ago 05, 2015 9:11 pm

    A paso firme comencé a acercarme a las grandes puertas de la capital, allí me esperaba un mar de gente que vaya a saber por que se encontraban ahí, la primer idea que se me venia a la mente fue que era simplemente un suceso acarreado por la partida del señor feudal, esperaba que fuera algo un poco mas sobrio, no obstante el nivel de seguridad portado por los guardianes de la ciudad era sumamente vistoso y llamativo, estando a pocos metros de la gran entrada una misteriosa mujer encapuchada ( aunque pude hacer un breve análisis de la misma guardando datos de su físico en mi mente, como su altura, color de cabello, color de piel y constitución física general , datos que me podrían llegar a dar un índice para reconocerla en el caso de volver a cruzarla) pasó a mi lado, noté que llevaba algo entre sus brazos aunque no logré verlo bien, me llamó la atención por su extraño ímpetu, parecía estar " mal " por algún motivo, fuere lo que fuere no era de mi incumbencia por lo que volví a dirigir mi mirada a mi destino y a la gente que allí esperaba.
    A simple vista pude notar como la gente comenzaba a ser pequeñas tiendas de campaña para pasar tiempo en las afueras de la gran ciudad, era un tanto indignante a sabiendas de que seguramente habría lugar para todos ellos en el interior. Un guardia salió a recibirme me pareció un hombre agradable, pero sin dejar de mostrarse fuerte y seguro, presencia que todo guardia debía portar si pretendía tener un lugar en la guardia de un lugar importante como este. Se llevó la misma impresión que yo, a mi me había dado la misma sensación de " subestimar " la tarea de cuidar a alguien tan importante como un señor feudal, la salida de un hombre de este calibre era señal de que muchos peligros podrían acercarse, no solo los animales del desierto que ya de por si eran sumamente peligrosos, si no que seguramente traería la atención de criminales que intentarán sacar provecho de esta oportunidad. Por un segundo pensé en responder, pero me contuve por que no creía que sería capaz de decir nada inteligente en ese momento, no me había molestado ni nada, no obstante me dieron ganas de comunicarle el que también había dudado sobre la decisión de Satoya sama, pero no lo hice para inspirarle seguridad, simplemente asentí con la cabeza y sonriente comencé a seguirlo hacía el interior, pronto un guardia mas se nos unió y entre ambos hombres caminé hasta el interior de la capital.
    Al ingresar pude notar la enorme diferencia que a simple vista se podía percibir, en el desierto la gente moría de hambre y aquí parecía ser que todos los recursos sobraban, tan solo vendiendo un poco de la arquitectura de aquí podríamos pagar todo un año de alimento, guardé mi indignación sepultándola en la boca de mi estómago, cosa que aunque sea un tanto molesta podría soportar. Mi atención que estaba perdida mirando el lugar se centró luego de un sobresalto producido por haberlo ignorado antes y una leve sensación de haber faltado su respeto en un sujeto que nos esperaba al otro lado de las grandes puertas, saludé con una corta reverencia llevando mis brazos a los lados de mi cuerpo e inclinando la cabeza ante el, luego de incorporarme nuevamente comencé a hablar.-
    Por ahora las únicas dudas que tengo son la trayectoria, el destino del viaje, sabiendo eso podría idear una mejor estrategia que la que ya llevo, también quisiera saber si nos acompañarán guardias propios de la capital, en el caso de que no lo hagan no habrá problema alguno, me encargaré de la protección de nuestro señor por mi cuenta de todas formas.- El hombre comenzó a caminar a penas terminó de hablar, por su puesto que nosotros lo seguimos, me sorprendió un poco el respeto o temor que la gente tenía ante la presencia de quienes venían conmigo, en la aldea a pesar de que estabamos en plena guerra civil la distancia que había entre la gente era mucho mas corta que la que había aquí.
    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Jue Ago 06, 2015 1:41 am

    El hombre sonrió levemente alzando levemente sus hombros después de unos minutos de escuchar lo que el shinobi le mencionaba, negando levemente con la cabeza aun caminaba de forma elegante, llevando las manos en la espalda deteniéndose solo por unos instantes momentáneamente, observando el entorno les ordeno a los guardias que se alejaran un poco de ellos, simplemente haciendo un gesto con la mano derecha, dándole la espalda a al gran edificio donde se debería encontrar el señor feudal, era una mansión sin lugar a dudas la cual dejaba ver el lujo con el cual el hombre contada, estaba lleno de verdes y plantas, incluso se podía decir que en aquel lugar había mas verde que  en todo el país del viento,  este en cambio mostró un semblante serio, bastante mas del que tenia e de momento mirando de reojo al joven ninja mientras mantenía su mirada en los guardias y buscaba ocultar sus labios, usando el cuerpo del muchacho para mencionarle a este sin importarle si el mismo le escuchaba o no.

    -El señor no ira a ningún lado, el esta bajo una amenaza que dice acabar con su vida esta noche si no accede a sus exigencias, para eso estarían ustedes aquí, a el no le gustara nada que solo estés tu, pero bueno hacer lo que esperemos que por el bien del país, tu líder no se equivoque.

    Menciono levemente suspirando algo resignado a que estaba prácticamente todo perdido, mientras el retomaba la marcha al llegar a la entrada dos grandes puertas de acero eran las que protegían la entrada, la misma era toda llena de detalles y trasparente a sus lados grandes plantes, mas bien enredaderas por el muro y el suelo dejando ver el cuidado  que tenían en el lugar, las puertas fueron abiertas de par en par, dejando ver un diseño bastante oriente medio,  una gran fuente estaba en el centro del edificio, fue en esa dirección el hombre de túnicas blancas deteniéndose frente a la fuente, no demorarían mucho en avisarle que el señor feudal estaría pronto para esperarlo, pero algo le sorprendió al ver como se acercaba la princesa una mujer  de cabellos azules, a quien le acompañaban dos mujeres mas dos doncellas que hicieron una leve reverencia, la mayor ofreció su mano al joven que acompañaba al consejero

    -Mi nombre es Viví, soy la hija del señor feudal, veras que mi padre esta bastante nervioso por las amenazas que nos han hecho, Shayko le has contado lo que necesita saber?

    Pregunto la doncella, negando levemente el hombre de vestimentas blancas, invitando a que el ninja le acompañara  hasta una habitación, la cual cerro apenas entraron ambos para tratar de mantenerlo a solas para poder comentarle sin correr ningún peligro o que alguien mas se pudiera enterar suspiro levemente sirviendo en dos copas con una jarra un poco de agua, observando las plantas allí presentes.

    -Esto es lo que ha pasado, el señor feudal ha recibido una amenaza que acaba esta noche, el debería destituir a   tu líder, si no lo hacia alguien de su familia seria muerta y pagaría caro hasta hacer lo que ellos exigían, por eso es el temor del señor feudal y exigió la vigilancia.

    Suspiro levemente abriendo las puertas, mientras le indico que le  siguiera, para que le llevara hasta el despacho donde estaba el señor feudal, un lugar  en el centro del edificio  para donde ahora se estaban dirigiendo ambos para presentarse finalmente frente al señor feudal.


    Apariencia:

    avatar
    Uesagi Toshiro
    Jounin
    Jounin

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Uesagi Toshiro el Sáb Ago 08, 2015 1:21 am

    mmm ... Toda la situación que se presentaba era un tanto agobiante y " grande ", aparentemente estaría casi completamente solo en esta ocasión para cumplir con mis deberes como shinobi, lo que en parte era preocupante pero no dejaba de ser interesante, era un gran reto que sin duda dejaría una huella importante en mi historial, podía ser negativa o muy positiva, lo que me hacía sonreír por dentro, había aflorado mi sentido del a codicia, si seguía con misiones por el estilo podría llegar a los cuerpos del anbu o incluso a ascender a asistente del Kazekage lo que no estaría nada mal, sin embargo acarrearía mas responsabilidades de las que ya tenía por lo tanto no sabía si era realmente conveniente empezar a planificar respecto a ese tema. Aparentemente la calma con la cual hasta ahora nos habíamos manejado se acababa de esfumar para darle lugar a la seriedad, el ruido que se podía escuchar producido por la gran cantidad de gente que se encontraba en las puertas cesó por completo en el momento en que aquel serio hombre se me acercó para hablar, los guardianes que nos acompañaban se hicieron a un lado dejándonos espacio, este pareció ocultar sus labios de los demás tapando su rostro de la vista con mi cuerpo, me comunicó sobre una supuesta carta de amenaza , rápidamente comencé a idear en mi cabeza las cosas que haría de ahora en adelante tal ves con un poco mas de ánimos ya que podía imaginar aunque sea parcialmente una idea para despistar, teniendo como base que su idea original era la de que el señor del viento se quedara allí.
    Asentí con la cabeza a modo de respuesta para que pudieramos continuar con nuestra marcha, ya tenía clara las consignas de esta misión la cual sin dudas sería extremadamente dura para mi mente, sabía que necesitaría de la cooperación de varios miembros del lugar, lo ideal serían unos 6 ninjas mas, pero tenía que trabajar con lo que tuviera a mano. Delante de nosotros dos grandes puertas de hierro se erguían se notaban imponentes y seguras, tal ves pudieran cumplir algún rol en esta misión, aunque no era de confiarme por lo que aparentaran los objetos inanimados, también se destacaba la muy tupída flora que se extendía a nuestro al rededor, esto daba un aire parecido a lo que los oasis inspiraban en el desierto, de pronto las puertas fueron abiertas de par a par, demostrando en su interior un bello diseño únicamente típico de nuestra capital, la gran fuente que adornaba el interior del edificio captó mi atención de inmediato, sin duda parecían tener un bello oasis artificial.
    Mi acompañante se detuvo delante de la fuente, imaginé que su avance se vio frenado por la presencia/aparición de nuestra princesa, la hija del señor feudal, Viví sama, una de las mujeres mas famosas en todo el país del viento, la misma era acompañada por dos doncellas que seguramente eran las personas que se encargaban de cuidarla como tradicionalmente se acostumbraba, la misma me ofreció su mano en forma de saludo la cual cortesmente tomé para luego inclinar mi cabeza por un segundo delante de ella, dejando luego un minuto para escucharla hablar.-
    Es un placer conocerla hime sama, mi nombre es Uesagi Toshiro y daré todo de mi por que su vida y la de nuestro honorable señor sea resguardada de los agresores.- Dije para luego soltar la delicada mano de la jóven de extraño cabello azul.
    Mi acompañante me guió a una modesta sala que se encontraba cercana a nuestra posición en la cual no pareciera haber ningún rastro extraño de nada, por lo menos yo me encargaba de revisar con mi vista la posibilidad de algún tipo de espionaje por parte de nuestros potenciales enemigos mientras este se encargaba de rellenar unos vasos con agua para luego pasar a explicar la situación actual la cual sin duda era un tanto complicada. Nuevamente asentí con la cabeza antes de volver a contestarle.-
    Entiendo, hay muchas cosas que tenemos que hacer, plantearnos y analizar, inclusive siento que aún hay cosas que no me han dicho como por ejemplo el por que le prestan especial atención a esta amenaza, imagino que deben aparecer este tipo de cosas todos los días y no me he enterado que citen ninjas todos los días.- Esto fue un comentario que si bien era serio, era algo para lo cual no esperaba una respuesta pronta, imaginaba que luego de hablar con el señor del viento podría ponerme a trabajar con respecto a este asunto, ahora mi guía me llevaba a este encuentro.
    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Lun Ago 10, 2015 10:15 am

    El hombre parecía ser mas comprensible de lo que aparentaba, ya que tranquilamente escucho al shinobi y le invito a que siguiera acompañándole era hora de conocer y hablar con el señor feudal del país del viento, ambos se detuvieron ya dentro del palacio en unas grandes puertas de marfil perfectamente adornadas y decoradas, al parecer el señor feudal tenia un gran gusto por las plantas ya que hasta en su despacho personal, se podrían encontrar todo tipo de plantas y en gran cantidad, incluso una palmera estaba allí, la cual en ese momento era atendida por unos siervos que al ver al consejero y también al shinobi se retiraron haciendo una reverencia, de espalda a ellos se encontraba un hombre vestido en un traje que debía admitir le quedaba algo chico, no era muy alto este parecía estar tomando algo ya que hacia bastante ruido con la boca, luego de que los siervos cerraran la puerta retirándose del lugar este hombre dejo una taza sobre el escritorio tranquilamente mientras mencionaba a los recién llegado.

    -Ya era hora de que llagaran, me estaba empezando a poner nervioso en poco tiempo escurecer a y cumplirán su amenaza deben impedirlo...

    Termino por decirlo, bastante orgulloso se notaba en su voz por que los ninjas de sunakagure estarían allí cuando los enemigos vinieran, pero el consejero le había varias veces intentando interrumpir para avisarle, siempre había sido un hombre que le gustaba hablar de mas, cuando se volteo sus ojos se quedaron pasmados, solo había uno un solo ninja eso le lleno de rabia al hombre, a tal punto de tomar y lanzar la taza contra la pared y caminar hacia el ninja con una cara prácticamente llena de rabia y detenerse a unos pasos de el mirando hacia arriba.

    -Un SOLO NINJA, UNO SOLO, la vida del hombre mas IMPORTANTE del país y esa mujer manda un SOLO ninja uno SOLO!!!!!

    Menciona muy molesto y regresa a su despacho, sentándose en su silla que lo deja mas alto de lo que es y empieza a mira sus papeles, con frenesí, mientras que el consejero permanece en silencio sin decir nada simplemente esperando a que la ira del señor feudal pasara, era el hombre mas importante y ve como este le mira y escucha sus palabras.

    -recuerda me reducir el presupuesto a esa aldea si es que sigo vivo, no puedo creer que me niego a dejar de apoyar la aldea si cuando le pido ayuda me mandan esto y uno solo, SOLO uno puedes creer eso...

    Opto por respirar hondo y terminar de escribir lo que estaba haciendo y extendió un papel, el cual el consejero tomo en su mano y se lo alcanzo al shinobi, que había sido no mas que desprestigiado por el señor feudal desde el momento en que lo vio, al parecer este no le tenia mucho estima, pero regresando a lo que interesa aquel papel era una carta amenaza que decía.

    Señor de todo el país del viento escribió: Se lo pediremos y exigiremos por ultima vez, el pueblo de su país esta cansado de ver como los ninjas y sus aldeas se llevan todos los recursos , como ayudan solo aquellos que tienen dinero ademas de que desean hacerse con el control del país, es peligroso, ya le hemos podido de buena manera, tiene dos noches, para hacer circular un pronunciamiento donde usted retira a la aldea oculta de la arena y cancela todo su apoyo o sino lo lamentamos, pero usted no es apto para gobernar nuestra nación, esa misma noche morirá y con usted su descendencia

    Ambos hombres presentes mantuvieron la mirada en el ninja y en su reacción al leer la carta y su comentario luego de haberlo hecho.



    Señor Feudal del Viento:
    avatar
    Uesagi Toshiro
    Jounin
    Jounin

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Uesagi Toshiro el Mar Ago 11, 2015 12:19 am

    Bajé la cabeza ante el pequeño y a la ves gran hombre, en esta vida solo tenía pocas personas a las que servir, esta era una de ellas la cual podía hacer con mi existencia casi lo que quisiera, le debía todo y a la ves nada,  por lo tanto no podía rechistar ante sus enojos, solo podía tomar nota de ellos para luego informarle su parecer a Satoya sama, eran quejas directas que mis superiores en la aldea debían saber para intentar corregir como se pudiera en el futuro, aunque temía que esto desencadenara decisiones que pudieran llevar a un quiebre entre las relaciones de la aldea y el país, no obstante el que eso pasara no sería mi responsabilidad directamente. Me acercaron la carta con la amenaza en cuestión, por la forma en la cual parecía venir, como una secuencia de amenazas que venían de tiempo atrás también se me hizo aunque sea mínimamente creíble, sin embargo aún no podía asegurar absolutamente nada, no obstante era mi turno de hablar con el señor feudal, diría cosas que absolutamente todos los presentes podían saber y me guardaría muchas otras únicamente para mi.- Señor, mi señor feudal, no es que la aldea oculta entre la arena crea que usted sea una causa menor, todos y cada uno tienen el mismo sentido de responsabilidad y gratitud para con usted que yo poseo, no obstante aún la villa está unificándose, no se pueden debilitar las defensas de la misma ya que cualquier incursión de enemigos podría generar un quiebre general en la misma, lo que sería letal tanto para nuestro orden shinobi como para el país entero, por lo tanto le ofrezco mis mas sinceras disculpas en nombre de mi líder de guerra Satoya sama y de todos mis compañeros de Sunagakure no sato.- Hice una pausa en mi hablar y me herguí para ahora poder ver a los ojos a nuestro honorable señor el cual ahora por estar en su silla estaba un tanto mas alto que yo por lo que tenía que alzar la mirada levemente para poder verlo al rostro, mi cuerpo estaba completamente recto con los brazos pegados a los lados de mi cuerpo, y mi expresión demostraba completa seriedad al mismo tiempo que serenidad la cual era marcada en mi tono de voz.- Para ir directo al punto, debo decirle todo lo que pienso respecto a este tema, debo pedir su cooperación en todo lo que pediré aunque puede que parezcan demasiadas exigencias, pero imagino que entenderá cuando le exprese mi punto de vista, primero que nada, no podemos saber si algo malo pasará, es una amenaza, no tenemos nada mas que la palabra de estas personas, por lo tanto no es una prueba cabal de que algo vaya a pasar, comprendo su reacción, no obstante le pediré que se relaje ya que usted no podrá ni deberá hacer absolutamente nada, solo debe relajarse y dejarme trabajar, prepararé la capital de todas formas, en el caso de que nada pase solo tendrán que volver las cosas a la normalidad, segundo,  también debe comprender que nadie aquí es cien por ciento confiable, en lo que a mi respecta todos y cada uno son sospechosos, tanto el consejero aquí presente, como su ejercito, incluso aunque sea como un puñal a mi corazón debo desconfiar de su hija e incluso de usted, debo contemplar a todos como posibles enemigos, sin embargo lo único que me interesa ahora es preservar la vida tanto de usted como su familia así que no pierda confianza en ello, tercero necesito tener completo y total acceso a todos aquí, necesito que en mi estadía todo lo que ordene a quien sea sea acatado de inmediato sin la necesidad de dar excusas ni explicaciones, por lo que he dicho previamente no podemos confiar en absolutamente nadie, ya he montado mi estrategia pero la única manera en la cual esta podría funcionar es cumpliendo con estos requisitos, por último también necesito que el aquí presente consejero sea encerrado bajo mi custodia, en algún lugar donde podamos confinarlo por un tiempo y que este sea incapaz de tener contacto con el exterior, desearía poder elegir el lugar, esto sería por lo menos hasta que pueda sacarlo a usted de aquí,  ya que a pesar de lo que me dijeron, creo que la mejor opción que tenemos es salir cuanto antes.- Dije para nuevamente volver a inclinar mi cabeza ante mi señor esperando que cumpliera con mis peticiones, todo era por su bien, mantenía mis sentidos completamente alerta, oído, olfato, vista, tacto e incluso el gusto para percibir la presencia de cualquier cosa extraña en el lugar, para que esto funcionara no podría existir la presencia de nadie allí, cualquier cosa podía pasar de aquí en adelante en la capital del viento.
    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Jue Ago 13, 2015 10:44 am

    El señor feudal para nada pareció satisfecho con su primera explicación, su ira no pareció cesar y molestia era clara mirando al chico que tenia delante con bastante rabia quizás o enojo, no se podía describir bien de que se trataba, suspiro levemente el creía firmemente que eso no era disculpa que hubiera venido ella en persona a ayudarlo, para eso  estaba allí para asegurar la seguridad de su señor feudal y su país, si era necesario por que no vino ella, eso le molesto bastante, pero luego se sentó cruzado de brazos observando tranquilamente o lo mas tranquilo que se podía estar luego de la anterior conversación, sobre el plan que tenia, parecía bastante racional pero no le gusto para nada que ofendiera a las personas que estaban a su alrededor, un ninja que todavía se creía el importante fueron los pensamientos de el, mirando de reojo a su consejero quien no emitió juicio ni un comportamiento molesto incluso cuando  menciono sobre el y se mantuvo recto esperando las instrucciones del señor feudal que ahora estaba hecho un volcán de rabia al escuchar sus palabras y suspiro levemente de forma tranquila, tocando debajo de su escritorio un leve botón para luego mencionarle al que estaba presente delante de el lo que pensaba.

    -Quieres aislarme de mis personas de confianza, quieres encerrar a mi consejero en un lugar no quieres decir ni tener que explicar nada, eres uno solo  como se que tu no eres el asesino que viene tras mi cabeza,estas alejándome de todos seria perfecto para que lo hicieras sin ningún problema.... Guardias!!!

    No se demoro mucho a que el despacho del señor feudal fuera abordado por cuatro guardias con armas desenvainadas apuntando hacia el ninja, el consejero se alejo levemente de el manteniendo sus manos en la espalda de forma tranquila y observo como el señor feudal actuaba sin manifestarse simplemente respetando su decisión y atento a que si el chico intentaba algo que no debía, mientras el señor seguía hablando.

    -Eres muy sospechoso, no creo que la Kazekage cometiera tal imprudencia, debes a ver matado a todos los ninjas que venían puesto su bandana y luego te presentaste frente a mis puertas con ordenes absurdas y que claramente me dejan expuesto al enemigo, llevadlo al calabozo hasta que confirme que el es un ninja de sunagakure y no un impostor haciéndose pasar por uno.

    Los guardias se le acercaron, esperando que el hombre cooperara aunque si no lo hacia estaba mas que claro cual eran sus intenciones, intentar matar a su señor así que todos estaban tensos en la sala, se respiraba el nerviosismo, procedieron a pedirle que se dejara esposar, para que no usara ninguna arte ninja, hasta que le dejaran salir y luego le llevarían por los corredores del palacio hasta las mazmorras donde seria dejado en una de ellas en solitario,el consejero le acompaño todo el recorrido hasta dejarlo allí. En caso que no se dejara guiar  lo intentarían someter a través de la fuerza, aunque pocos confiaban mismo poder hacerlo, después de todo era un shinobi.
    avatar
    Uesagi Toshiro
    Jounin
    Jounin

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Uesagi Toshiro el Sáb Ago 15, 2015 1:03 pm

    Mis sospechas habían sido bien fundadas, a simple vista mis dichos habían incomodado al señor feudal, tenía que hacerlo recapacitar cuanto antes si no pretendía que todo en este lugar se convirtiera en un desastre, a menos de que simplemente la amenaza sea una banalidad, no obstante no podía pretender el echar todo a la suerte, las cosas se complicaron cuando a mis espaldas escuché los pasos que retumbaban contra las paredes de la gran sala, sabía por los gritos de la persona que tenía delante de mi que se trataba de su fuerza personal, el ejército de la capital de la arena, podía notar con claridad también el eco metálico producido por el movimiento de sus pesadas armas, no tenía tiempo que perder debía intentar nuevamente cambiar el pensamiento de mi señor.- Por favor escúcheme señoría, cada segundo que me encierre su vida correrá riesgo, comprendo que ahora mismo mis palabras pueden haber herido su alterada suceptibilidad por la situación que la capital está pasando, pero recapacite, si yo hubiera querido asesinarlo lo hubiera echo en el momento en que estábamos solamente usted su subordinado y yo, además,¿ como sabría de las palabras de Satoya sama ?  debe confiar en mi si aprecia su vida y la de su hija, si nos enfrentamos a ninjas su ejército no podrá hacer absolutamente nada mas que retenerlo y ganar tiempo, debo de todas las formas posibles sacarlo de aquí y llevarlo a un lugar seguro antes de que las desgracias invadan esta zona.
    El que los guardias me apuntaran con sus armas no me resultaba en absoluto intimidante, podría anular rápidamente el último de la derecha con una patada giratoria desde mi posición para así destruirlos por este flanco o incluso saltar a las espaldas de los mismos, hasta podría destruir todo este lugar con una combinación de ninjutsu, en mi cabeza rápidamente se dibujaron dos opciones, el resistirme a el encierro y llevar mi misión acabo de todas formas teniendo en contra la capital inclusive o entregarme y arriesgarme a que todos recapaciten, sabiendo que en el caso de no lograr esto último la vida del señor feudal pendería de un hilo.
    Señor en sus propias palabras está la respuesta que busca, si usted es mínimamente consiente del poder que los shinobis poseen, sabrá que si fui capaz de matar a los ninjas de la arena que venían aquí, también sería capaz de matar a todos los presentes mas rápido de lo que sus ojos serían capaces de ver y si, si lo soy, sin embargo no lo he echo por una razón, la cual es que he venido a protegerlos.- Sin mas cháchara, me dispuese a seguir a mis captores, llevando las manos a mi espalda en señal de que no los atacaría, simplemente me estaba entregando, para así poder cumplir con sus exigencias luego de decir lo que tenía que decir, pronto estaba encerrado en las viejas mazmorras del país del viento, un lugar antiguo aparentemente olvidado, no obstante podía escuchar el mormurar de los presos que allí se encontraban.
    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Sáb Ago 15, 2015 2:24 pm

    Las acciones se llevaron a cabo conforme la voluntad del señor del fuego, pero esto había causado cierto alboroto en el país del fuego ya que se escucharon rumores sobre un ninja capturado por la guardia real del señor, el cual algunos ya decían que era el asesino otros creían que se traba de un espía de otra nación, pero a  ciencia cierta nadie logro saberlo ya que era un secreto que solo los encargados de apresarlos y las  personas de confianza que tenia el señor feudal a su alrededor este no estaba muy conforme con las palabras referidas hacia sus subordinados y hacia el mismo, quizás  no habían sido palabras sabias pero si directas, ahora mismo se encontraba en la prisión donde pasaría  un par de horas encerrado allí  escuchando los comentarios de los prisioneros los cuales murmuraban sobre el asalto  a la capital mas bien sobre el tema que se trataba la carta, algunos tenían la esperanza de poder escaparse en cuanto empezaran la lucha de seguro los guardias se  preocuparían por otras cosas menos la prisión  y ellos podrían escapar, incluso ya se habían hecho planes para escaparse entre varios  prisioneros, diciendo que se apoyarían en caso de que eso fuera factible, algo necesario para lograr su  cometido, también se había mencionado que  algunos de ellos tenían armas pero no muy sofisticadas que podrían ser usadas a su favor, el shinobi de Suna había estado escuchando todo, pero lo que mas llamaría la atención fue la llegada de dos prisioneros una  mujer  de cabellos rojos, esposada de las muñecas y unos arrapos bastantes viejos acompañada por un  muchacho de la misma edad aproximadamente de cabellos morados, algo mas alto que la chica ambos fueron metidos en la prisión delante de donde estaba el shinobi, ambos se quedaron en un rincón aislados de los demás, buscando no ser molestados o vistos ni siquiera la muchacha se puso al lado del chico lo mas lejos de los demas posible para evitar entrar en contacto con cualquier persona,  el cielo se oscureció la hora pactada se acercaba  y el movimiento era nulo en las mazmorras la gente al parecer esperaba el momento para atacar, hasta que la primera explosión llamo la atención de todos se podía oír que era cerca.


    Al parecer para aquellos que tenían gran facilidad para calcular distancia, podrían sentir que estaba esa explosión en las murallas exteriores de la capital, pero si eso fuera poco otra explosión y esta en cambio ocurrió delante del shinobi la celda que tenia en frente detono en pedazos haciendo que todo saliera volando incluso la celda donde el estaba, los barrotes quedaron detonados pero escombro cayo delante de el, apenas se podía ver por el polvo que había levantado claro estaba ademas que la explosión de seguro le había hecho retroceder, de un momento para otro se escuchaban los gritos de los prisioneros por la libertad que habían logrado frente esa explosión, se escuchaban los fuertes pasos de la gente que salia corriendo en estampida y luego los gritos de los guardias, para  avisar que los prisioneros se escapaban y que era necesario capturarle de nuevo, al salir para afuera de la prisión se sentiría otras explosiones, al parecer el ataque había sido a gran escala contra la capital, el apoyo de los rebeldes era total para la zona y el disturbio cada vez era mayor en el palacio. 
    avatar
    Uesagi Toshiro
    Jounin
    Jounin

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Uesagi Toshiro el Lun Ago 17, 2015 7:22 pm

    ¿ Que debería hacer ? podría gritar, aferrarme a los barrotes y gritar hasta que alguien captara mis palabras, cada segundo que me encontraba lejos de su majestad la vida del mismo corría riesgo, mas aún comenzaba a inquitarme peor por las cosas que escuchaba a mi alrededor, quería saber como los demás cautivos habían llegado a escuchar de esto, había sido por descuidos de los guardias o adrede?, incluso también podría haber llegado un mensaje del exterior, apretaba los dientes mientras me aguantaba los deseos de maldecir al señor feudal del país del viento, no quería adjudicarle la culpa de lo que pasaba, pero sabía que si el mismo me hubiera echo caso estas cosas no estarían pasando, si bien tal ves un solo ninja no sea lo suficiente para frenar lo que venía, estando en proximidad a la humanidad de los mismos podría actuar de mejor manera, desde mi posición solo podía especular con el azar. Pude apreciar cuando encerraron a dos hombres mas en la celda de delante de mi, por alguna razón se me hicieron sospechosos, tal ves por el simple echo de que los encerraran precisamente en este momento, en donde la aldea estaba revolucionada, seguramente estaban haciendo algo extraño, además sus aspectos eran un tanto llamativos, su comportamiento también, la forma en la cual se aislaron de los demás que se encontraban hablando entre si sobre las cosas que pasarían, por su puesto podría ser simplemente una cuestión de que simplemente eran sus personaldiades, pero había algo que no me cerraba.
    Respiré profundo y di unos pasos atrás, cuando de pronto escuché una explosión lejana, estaba a varios metros, por lo que su tono fue alto pero su volumen bajo, parecía ser que estaba en dirección a la gran muralla, mi esperanza de que todo hubiera sido un sobresalto exagerado se había esfumado, ahora solo podía buscar la manera mas rápida para salir pero otro gran BAM ! que no pude prever aconteció, esta ves delante de mi, la celda que tenía en frente acababa de volar, escuché un ruido metálico la explosión había sido tan fuerte que pudo violar la fuerza de mis piernas para hacerme chocar contra la pared trasera aunque me las arreglé para impactar de manera cómoda y que esto no me produjera daños, con mi brazo cubrí mi rostro para protejerlo de cualquier perdigón que pudiera haber sido expulsado por el gran estallido, cuando todo se calló, pude darme cuenta que aquel ruido metálico había sido producido por los barrotes de la celda que se habían doblado para adentro, quedando sepultados por una pila de escombros que había caído del techo, esto produjo una abertura por la cual podría salir con facilidad lo que rápidamente aproveché.-
    Seguramente fue ese par.- Pensé en mis adentros, pero no eran mi prioridad ahora a pesar de que no bajara la guardia ante la posibilidad de ataque de los mismos, ya que si habían realizado ellos la explosión, mínimamente estarían trabajando con quienes comandaban este ataque, tenía varias prioridades ahora, primero era encontrar al señor feudal y a su hija, también debía evitar la rebelión de los presos, lo mas lógico es que los mismos sean puramente rufianes ya que los guardias de este lugar habían podido capturarlos, no obstante no podía bajar la guardia, la gran prisión tenía una sola entrada la cual también funcionaba como salida, la horda de presos se dirigía allí a toda velocidad, aprovechando mi agilidad y velocidad me anticipé a la mayoría dejando un papel bomba en el marco de la puerta que pronto detonó a mis espaldas sellando la misma dejando a la mayoría de los insurrectos dentro, con los que había fuera seguramente los guardias podrían lidiar y no tenía rastro hasta ahora de la colorada y del de cabello violaceo, aunque no pudiera bajar mi guardia de todas formas.
    Denka( su majestad en japones) ... Tenía que ubicar a mi señor cuanto antes para asegurar su vida y no tenía ni una sola pista de donde este se podría encontrar, los guardias de la puerta se disponieron a enfrentar a los vagos que habían escapado de la carcel, necesitaba de por lo menos uno de estos guardias por lo que con una fuerte patada giratoria dejé K O a uno de los malvivientes que ahora se encontraba forcejeando con uno de los guardianes de la capital para que no molestara.- Donde está su majestad ?! necesito ir en su auxillio ahora,fuiste testigo de que yo no hice nada de esto y cooperé para que la mayoría de los insurrectos quede dentro, también hubiera sido imposible para mi el accionar las bombas del exterior, creo que son suficientes pruebas para demostrar mi veracidad, ahora dime donde está nuestro señor, si algo le llega a pasar será tu culpa por no darme su posición! .- Dije apelando a la vieja artimaña de hacerle sentir la presión entre gritos sujetando el mango de su lanza para que este no me pudiera atacar y estando con mi rostro sumamente próximo al suyo, tanto así que seguramente algunas gotas de saliva impactaban contra su cara, necesitaba el dato y lo necesitaba rápido, mis instintos estaban alerta para escuchar todo lo que pasaba alrededor, también mis ojos iban y venían para evitar un ataque sorpresa, no podía permitirme el quedarme aquí por mucho, si obtenía el dato o no necesitaba comenzar a correr cuanto antes ya que cada segundo contaba, no me quedaría a lidiar con la enorme muchedumbre que había logrado salir, por lo menos en eso debería ayudar el ejército, si no quedaría para después lo primordial ahora era la amenaza shinobi.
    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Mar Ago 18, 2015 1:15 pm

    Se  había armado un fuerte jaleo en la capital, la gente corría varias explosiones se sentían por distintos lados al parecer era todo un ataque o quizás faroles para alarmar a la población y que claro, todos terminaran nerviosos buscando su propia supervivencia en lugar de mantener el orden, permitiendo de esta forma al enemigo infiltrarse sin llamar mas la atención de lo que había hecho y para cuando se dieran cuenta, el trabajo ya estaba hecho o eso se quería hacer creer a los guardias reales, una explosión llamaría la atención tanto de guardias como del enemigo, una  que se llevo a cabo en la  entrada de la  prisión, esta se derrumbo bloqueando la salida del grueso de los prisioneros que allí estaban, todos con gran odio hacia el señor feudal, aunque eso parecía que no seria un problema por las hazañas llevada a cabo por un shinobi de suna que con un simple movimiento logro encerrarlos prácticamente, mientras los guardias luchaban en los alrededores del lugar con los que lograron escapar, pero al parecer recibían apoyo de afuera ya que el numero de insurgentes solo parecía aumentar.

    El guardia finalmente fue tomado por sorpresa al ver el shinobi de suna, el cual el no sabia que había sido encarcelado no estaba entendiendo ni la mitad de las cosas que le decía aquel hombre, pero una cosa el muchacho sabia, era un aliado tenia la bandana de la aldea ninja que se encontraba oculta entre la arena, el asintió con adrenalina, iba a decirle donde encontrar el señor feudal cuando una kunai desde la derecha paso entre medio de los dos, su intención era separarlos, pero en caso de que el shinobi no estuviera atento, terminaría clavada  en su brazo que usaba como agarre,aunque esta no era la intención , esperaba que el enemigo estuviera mas atento.

    Desde el tejado mas cercano a unos quince metros había un ninja que estaba parado sobre ese lugar sujetando dos kunais una en cada mano, no demoro en saltar dando un mortal y lanzando ahora de nuevo dichas armas hacia el chico de suna y la otra contra el guardia intentando silenciarlo de una vez por todas, aunque  al parecer su intención en el primer tiro era errar ya que la arrojo mas cerca del guardia, quizás tenia en mente algo mas. mientras tocaba el suelo con elegancia, para realizar una serie de sellos y arrojar un katon hacia el muchacho esperando poder darle muerte.

    oponente:
    Enemigo clase C
    Ninjutsu 30
    Genjutsu 10
    Taijutsu 20
    Fuerza 10
    Velocidad 20
    Resistencia 20
    Fuerza mental 20
    Control de chakra 20

    avatar
    Narrador
    Staff LN
    Staff LN

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Narrador el Miér Ago 26, 2015 10:10 pm

    Aunque no era de todo esperado, paso lo que era que se había propuesto el enemigo de suna quien, se encargo de clavar su kunai en el brazo del chico de cabellos llamativos ya que este no se había dado cuenta de lo que era que tenia en su lado, la misma se termino por clavar por completo en su brazo con bastante gravedad de seguro terminaría costando le bastante realizar sellos y mover esa mano si no era tratada con rapidez, aunque aquello al  parecer no terminaba allí, el centinela le dio para dar varios pasos al sentido contrario del ninja evitando de esa forma, que el enemigo le matara suspiro aliviado pero quedo preso del miedo al como dos kunais se le clavaban de nuevo al  ninja, una en su costilla y la otra se le clavo en la pierna lo que resultaba que fuera bastante difícil moverse si no realizaba alguna acción cuanto antes, el hombre actuó casi por instinto sabia que ese hombre delante de el era capaz de defender al señor feudal en cambio el no era mas que un soldado que debía vivir intentando ayudar en lo que podía así que con decisión opto por sacrificar su vida, lanzándose delante de aquella gran bola de fuego haciendo que prácticamente todo su cuerpo quedara quemado con aquello y este fue lanzado contra el cuerpo del shinobi haciendo que ambos se cayeran si este no se movía quedando sobre el, prácticamente carbonizado, mientras el hombre se acercaba desenvainando su tanto esperando que el chico estuviera vivo para terminar de darle muerte en cuanto pudiera aunque no era del todo seguro así que prefirió  avanzar con bastante cautela. Se seguían escuchando las explosiones por toda la aldea que indicaba que aquello terminaría muy mal si no lograban hacer algo cuando antes la ciudad podía terminar desecha y de segura muy saqueada.




    Jutsu Secreto

    Contenido patrocinado

    Re: Escoltando al señor Feudal del viento (misión guerra civil)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Nov 17, 2017 11:25 pm